logo2

portada03052018

Los bomberos de Ñuñoa, hoy hacemos un alto para recordar los aciagos momentos vividos hace 25 años debido al aluvión de la Quebrada de Macul, situación ocurrida el 3 de mayo de 1993, debido, entre otros factores, a las precipitaciones en altura, con temperaturas mayores a los de 15 °C, que aceleró el proceso de derretimiento de la nieve y provocando el desprendimiento de material, dejando un saldo de 26 muertos, 8 desaparecidos, y más de 30 mil pobladores damnificados. Los daños materiales se establecieron en alrededor de 400 viviendas destruidas y más de 5 mil con daños diversos.

El aluvión siguió el cauce de la quebrada, destruyendo todo asentamiento alrededor de ella. Provocando, además, el desborde de los canales San Carlos y Las Perdices, aumentando, de paso, el volumen del Zanjón de la Aguada que inundó las poblaciones aledañas.
En esta fecha, aquellos vecinos que sobrevivieron a la catástrofe y sobre todo, los bomberos que allí participaron en las pesadas labores de rescate y búsqueda rinden homenaje a quienes perdieron la vida bajo el lodo.

 

85° ANIVERSARIO

 logocalendario85b

HAZTE SOCIO

 haztesocio85

CENTRAL ONLINE

REDES SOCIALES

FacebookTwitter

LINKS DE INTERÉS

bannerescritoriovirtual